Lectoescritura: ¿método global o silábico?

La lectoescritura es uno de los grandes aprendizajes que un niño aborda durante su escolarización. Existen gran variedad de métodos a los que recurrir como docente cuando en nuestra tarea se incluye enseñar a leer y escribir. Métodos: alfabético, fonético o fonológico, silábico, global…

La manera común y frecuente es el método fonológico. Las grafías de las letras se asocian a sonidos que forman parte de palabras. Así, se le presentan al niño/a dibujos que empiezan/contienen/terminan con un sonido determinado. Es un buen método con el que seguramente un 80% de la población accede a descodificar esos signos y caracteres escritos en libros y carteles.

No se debe barajar una única alternativa

Desde el punto de vista piruleta, la combinación de este método fonológico con el método global es la mejor alternativa. Incluso combinando también otros métodos en momentos concretos del proceso.

Según Decroly (1871-1932) y su método, la lectoescritura debe basarse en la captación global de la palabra. Partiendo del lenguaje oral, escribimos frases completas de palabras que tienen significación para el alumnado. A través de la memoria visual el niño/a reconoce palabras, frases y oraciones.

Así, combinando estos dos métodos nos beneficiamos en las dos direcciones:

  • La importancia de la conciencia fonológica para evitar errores de escritura en un futuro.
  • Abordar con significatividad la descodificación de palabras y frases.
  • La motivación que implica en el niño/a el sentir que ya lee desde que se inicia el proceso.
  • De jugar con los sonidos y sus significados…

La libreta piruleta propone el uso del método Entre letras y cuentosfonológico de una manera lúdica y atrayente. Con significatividad para el alumnado y que facilite al niño/a la memorización de la asociación grafema-fonema. Customiza el método fonológico y en ese proceso de asociación fonema-grafema introduce la fantasía, la imaginación, la significatividad: LOS CUENTOS. Creando un “submétodo” llamado Entre letras y cuentos, con el que el niño/a asociará cada letra con su sonido a través de una pequeña historia que le ayude a recordar tal asociación.

Lo perjudicial y totalmente desaconsejable es ceñirse en exclusiva a un único método. Los niños son distintos. Su pensamiento es también distinto. Las alternativas favorecen la respuesta a tales diferencias. Entre nuestros lemas como enseñantes (padres/madres, docentes, abuelos/as…) debe estar: distintas cabezas, distintas maneras.

Ver recursos imprimibles para trabajar las vocales.

Inicio La libreta piruleta

¿Quieres compartir?Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *